5 juegos para peques de 5 años

Se acabaron las tardes aburridas y monótonas en casa. Si hace un mal día o simplemente no os apetece salir, hay miles de juegos divertidos para realizar en casa que convertirán una tarde cualquiera en un día inolvidable. Tampoco necesitamos gastar dinero llevando a nuestros hijos a espectáculos, parques temáticos o animadores, los planes más caros no tienen por qué ser los más divertidos.

Hoy en día, los niños tienen una vida con mil actividades organizadas: karate, natación, pintura, piano… y esto hace que ellos también agradezcan un día en casa, con su espacio, en pijama y divirtiéndose junto a sus padres.

Existen muchos juegos sencillos poner en práctica en casa, también servirán para estimular en los niños habilidades para el cole. 

Descubre y encuentra

Se trata de un ejemplo de juego con el que, además de divertirse, adquirirán toda una serie de habilidades beneficiosas para su desarrollo cognitivo.

El juego en sí es muy sencillo: ocultar un objeto en la habitación: en un armario, jarrón o en una estantería o cajón. Después, el niño deberá encontrarlo haciéndote preguntas como ¿está debajo de la cama? ¿Está dentro del armario? ¿Está cerca de la puerta? Luego prueba a intercambiar los roles. También se puede utilizar el “caliente” o “frio” para desarrollar el espacio de la casa.

¿Qué se ha ido?

Éste es un clásico juego de memoria para niños. Coloca algunos objetos en la mesa, puedes comenzar con solo cuatro objetos y luego ir añadiendo más gradualmente. El niño debe mirarlos durante unos segundos, luego girarse de espaldas y quitas uno. Después debe darse la vuelta de nuevo y adivinar cuál es el objeto que falta.

No es tan sencillo como parece. ¡Pruébalo y verás! 

Puntería

En este caso usaremos una cartulina blanca. El niño debe dibujar tiras anchas, después colorearlas y recortarlas. Después, con pegamento, unir los extremos de las tiras hasta formar varias anillas.

El juego no termina aquí. Es en este momento donde tú puedes entrar en acción. Pon una silla boca abajo y el juego consistirá en introducir las anillas dentro de las patas de la silla. Además, podemos establecer una puntuación por cada anilla encestada en cada pata.

El pequeño arquitecto

Para este juego necesitaremos conseguir de casa unas cajas de zapatos, trozos de tela, pinzas de madera de tender, pajitas, palitos de helado, materiales reciclados etc, y dejar que la creatividad del peque se ponga en marcha. Debe realizar su primer proyecto como arquitecto. Algunas ideas pueden ser: una casa de muñecas, una granja, un castillo medieval… Aunque cualquier creación es posible gracias a la imaginación de los niños y un poco de ayuda de los papás.

En este caso podemos hacer que el niño decore su proyecto pegando, cortando, pintando con rotuladores o acuarelas. Y, al final del todo será una gran satisfacción para el niño, y, ¡también para ti!

Lanzamiento de aviones

He aquí un juego que combina puntería con papiroflexia: el lanzamiento de avioncitos de papel. Con una cartulina prepararemos un tablero con agujeros por el que los peques deberán hacer pasar sus aviones. Podéis darle un puntaje a cada agujero, y colgar el tablero en una puerta. Después solo quedaría fabricar unos cuantos aviones con hojas de papel y… ¡a jugar!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies