¿TU BEBÉ NO COME VERDURAS? ATENTO A ESTOS TIPS INFALIBLES

Como ya hablamos en nuestro artículo sobre alimentación bio para bebés, tenemos que cuidar al máximo la alimentación infantil de nuestros peques. Para su correcto desarrollo debemos evitar que sufran secuelas de una alimentación deficiente con falta de fruta y verdura. 

Para empezar, recomendamos enormemente que si eres el tipo de persona a la que le cuesta comer verduras, tengas en cuenta que eres el principal ejemplo de tus hijos, es decir, tienen que verte comiendo verduras y disfrutando de ellas.

A la hora de inculcar a tus hijos el amor por las verduras desde la niñez, a veces tienes que jugar a aplicar alguna estrategia, pues como ya sabemos, en ocasiones algunos niños son más reacios a ellas o  dicen que no les gustan antes siquiera de probar el plato, solo al ver su aspecto.

 

Te vamos a sugerir algunos trucos o consejos para que, casi sin darse cuenta, empiecen a integrarlas de forma natural en su alimentación.

  • Purés de verduras: más sencillo imposible, resulta bastante sencillo ir combinando distintos ingredientes hasta encontrar la fórmula que les encante a tus hijos. Como por ejemplo puré de puerro y batata. 

 

  • Camuflarlos en las sopas: Es una maneras más fáciles, además aporta mucho sabor y sobre todo vitaminas, añadir zanahoria, cebolla o calabaza a la hora de cocinarla es uno de los trucos estrella. 

 

  • Crea deliciosos batidos: Combina frutas y verduras sin miedo a fallar, la mayoría de combinaciones estarán deliciosas. Te recomendamos por ejemplo un batido de zanahoria, piña y naranjas, ¡después leche y a la batidora!. Si quieres, puedes añadir también un par de hojas de espinaca o albahaca, tus hijos ni notarán su sabor.

 

Cuando crezcan un poquito más

  • La fiesta de la ensalada: Una de las ideas más sencilla es poner alguna en tu ensalada o incluso en alguna pizza casera antes de meterla al horno, por ejemplo, agregar algún pimiento, tomates o pepino, en pequeñas dosis le darán un gran toque a tu pizza.

 

  • Espaguetis de calabacín. Es tan fácil como meter al horno el calabacín entero, después cortarlo en tiras largas y finas, tendrá un aspecto muy similar al de los espaguetis. Están riquísimos y agregando su salsa favorita, ni notarán que no es pasta.

 

  • Juega con los sabores: Es cuestión de reeducar al paladar, lo único que necesitas es ser creativo en la cocina, pues las verduras pueden ser grandes sustitutos en platos como pizza, pasta o las hamburguesas, por ejemplo una lasaña de berenjena o una hamburguesa de coliflor.

 

En España hay un alto porcentaje de la población que no come verdura, es probable que si todos los padres empezaran a aplicar algunos de estos trucos la cifra disminuyera drásticamente. ¡Qué empiece la aventura del sabor!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies